¿Sabes cómo elegir tu vestido de novia?

Sin duda esta es una de las tareas más difíciles cuando de realizar tu boda se trata. Hoy queremos que esto no sea más un dolor de cabeza y que por lo contrario ¡lo disfrutes!


Aquí te dejamos 3 factores que debes tomar en cuenta para elegir tu vestido de novia




1. Tu vestido acorde al lugar de la boda


¿En dónde será la boda? ¿Salón, jardín o en la playa?


El estilo de tu vestido deberá estar en sincronía con el lugar donde se realizará tu boda. Al tomar en cuenta que cada lugar tiene un ambiente distinto podrás elegir un vestido que se adapte a las circunstancias del entorno.


Por ejemplo, si tu boda es en una playa, es recomendable que tu vestido sea ideal para que te sientas cómoda entre el agua, el viento, la arena y demás elementos que allí se encuentran.


En este punto también es importante que tengas en cuenta qué tan formal es tu boda; si la realizarás de día o de noche y el clima con el que te encontrarás ese día.




2. Presupuesto


Desde el principio, establece los límites del presupuesto con el que realizarás el evento, esto te permitirá poner en prioridad lo más importante para ti. El vestido de la novia siempre será de los ítems de más relevancia para una boda. Así que te recomendamos que fijes un valor tope para tu atuendo, así evitarás gastos innecesarios.


Si no deseas llevarte una desilusión, sólo pruébate aquellos vestidos que están dentro de tu presupuesto.



3. El modelo de acuerdo a tu cuerpo


El error más grande es pensar que aquel vestido increíble que lo vimos en una foto de Instagram nos quedará igual de bien. Esto no sería posible a menos de que tengamos la misma figura, el mismo tono de piel, la misma contextura. Cada mujer es completamente distinta y es por esto que debes saber qué tipo de cuerpo tienes, así se te facilitará saber qué vestido destacará de mejor manera tus cualidades y disimulará tus imperfecciones.


Te dejamos en esta gráfica una guía para que escojas el tipo de vestido según tu figura.


Triángulo o pera


Tus hombros son más estrechos que tu cadera, aléjate de cortes que sean demasiado ceñidos al cuerpo ya que acentuarán tus caderas.


Es por ello que las siluetas más favorecedoras para este tipo de cuerpos son el corte princesa, imperio y silueta en A.






Redonda o manzana


Si tienes los hombros redondeados, los muslos torneados y careces de una cintura definida, entonces tienes una figura redonda o de manzana.


Los cortes de cintura alta - como el imperio y silueta en A - te ayudarán a alargar y estilizar tu figura.





Triángulo invertido


Si tu espalda es más ancha que la cadera, lo que debes hacer es crear volumen en la parte baja de tu cuerpo a través de faldas amplias, el corte princesa y la silueta A son tu mejor opción. Utiliza telas voluminosas estructuradas como tul, organza, organdí, chiffón, encaje o tafetán.


Para la parte superior, lo más favorable será un escote strapless de corazón o recto.




Rectángulo


Este tipo de cuerpo se caracteriza por tener un torso demasiado recto, con hombros y cadera del mismo ancho y poca cintura.


Evita los cuellos rectos, cuadrados o tirantes delgados. Busca definir tu cintura con vestidos que creen cortes en la silueta y apuesta por el uso de cinturones.





Reloj de arena


Tienes los hombros y caderas en proporción y una cintura bien definida. ¡Felicidades! Gracias a la simetría de tu cuerpo cualquier corte que elijas te lucirá.


Nuestra mejor recomendación para presumir esas curvas: el corte sirena.






Si haces tu elección tomando en cuenta estos factores, tu vestido y tu look de novia resaltarán mucho más porque combinarán con el estilo de tu boda. Considera los puntos, pero al final elije el vestido que más te emocione y te sientas feliz.


114 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
WHATSAPP.png